Reflexión del Evangelio (P. José Luis Riberi)

La Palabra de Dios nos dice este Domingo:
«Quien es mi prójimo?.. un samaritano que viajaba por allí… lo vio y se conmovió… se acercó y vendó sus heridas.. lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo»(Lc 10,29ss). Prójimo, no es sólo «el próximo» o cercano, sino EL QUE SE APROXIMA y, sin cálculos, compromete toda su existencia con quien lo necesita. Así es nuestro Dios, su amor por nosotros lo lleva a “no pasar de largo” ante nuestras miserias, pobrezas y pecados; por el contrario, SE APROXIMA y abaja para curar, perdonar, liberar, comprometiéndose hasta entregar la última gota de su sangre. La apertura a esta vivencia nos contagiará SU SOLICITUD, CERCANÍA Y COMPROMISO con todos los necesitados, especialmente los más despojados y desechados de este mundo. Feliz Domingo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *