Reflexión del Evangelio (Padre José Luis Riberi)

La Palabra de Dios nos dice este Domingo:
«El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará; iremos a él y habitaremos en él» (Jn 14,23). Jamás imaginaron los pueblos antiguos que sus dioses habitarían «en medio» de ellos, y mucho menos que pondrían su morada «en el interior» de ellos. Esta es una de las revelaciones más sorprendentes de Jesús.. Dios quiere habitar en el hombre, en ti y en mi, convertirnos en “lugar sagrado de su presencia”.. Ante la experiencia del “vacío interior”, del «sentimiento de soledad» o del «querer huir de nosotros mismos», Jesús nos revela que FUIMOS HECHOS PARA SER HABITADOS POR DIOS. No dejemos que nuestra vida sea una fría tapera, hagamos de ella el cálido espacio de la presencia amorosa de Dios. Feliz Domingo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *