Reflexión del Evangelio del 03/03/2019 del P. José Luis

La Palabra de Dios nos dice este Domingo:
“¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo?… ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano.”(Lc 6,41-42). Lo malo de este vicio tan difundido no está en “mirar la paja del ojo del hermano” sino en “no advertir la viga en el propio ojo y retirarla”. DIOS MIRA SIEMPRE SIN VIGA, ve nuestros errores, pecados, debilidades, pero DESDE EL AMOR Y LA MISERICORDIA, (y no puede mirar de otra manera porque El es Amor), por eso no juzga ni condena, sino que ilumina, rescata y salva. Nuestra mirada, al no salir de un corazón amante y misericordioso, condena, humilla, refriega, critica… “Sacar la viga” es abrirse al Espíritu Santo que siempre derrama el amor de Dios en nuestro corazón. Que belleza es poder MIRAR SIN VIGA, sin juicios condenatorios o críticas destructivas. Es participar de la MIRADA DE DIOS que solo busca rescatar, recuperar, salvar… Feliz Domingo!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *