Reflexión del Evangelio del domingo 8 de julio

 

La Palabra de Dios nos dice este Domingo:
“..la multitud que lo escuchaba estaba asombrada y decía:..¿No es acaso el carpintero, el hijo de María..? Y Jesús era para ellos un motivo de escándalo”(Mc 6,1ss). Jesús sufre el rechazo de sus paisanos, de aquellos que compartieron la vida y lo vieron crecer. NO PODÍAN CONCILIAR LA SABIDURÍA DIVINA CON SU CONDICIÓN HUMILDE Y FAMILIA SIN RENOMBRE. Parecería que los seres humanos tenemos el hábito de no aceptar las verdades, por evidentes que sean, cuando son anunciadas por personas que “conocemos demasiado” o “pertenecen a familias muy modestas”. Por el contrario, aceptamos sin discusión, las enseñanzas más extravagantes por el solo hecho de que los propagandistas son extranjeros o de prestigio social!!

 

P.José Luis Riberi

Sobre el Autor

Deje su Mensaje

*

captcha*